Beneficios del semen a la salud
5 beneficios que el semen ofrece a la salud
Enero 17, 2017
3 razones para usar juguetes sexuales
3 razones para usar juguetes sexuales
Enero 18, 2017

¿Cómo sé si soy adicto al sexo?

Adictos al sexo

Adictos al sexo

La psicóloga estadounidense Ellen Hendriksen, catedrática de la Universidad de Boston, señala que la adicción al sexo es uno de tantos comportamientos excesivos que el hombre desarrolla. No significa que sea malo si se sabe controlar y es aprobado por tu pareja. Incluso muchas mujeres estarían encantadas. Sin embargo, como muchos otros desórdenes mentales, la adicción al sexo, podría acarrearte muchos problemas sociales, familiares y económicos.

Entonces ¿cómo sé si soy adicto al sexo? La Dra. Hendriksen nos comparte 6 signos, con los que podrás saber.

  1. Alejarte de tus hábitos de vida. Es como llama la Dra. Hendriksen al hecho de que el comportamiento sexual te aleje de tus comportamientos convencionales sanos, como el trabajo o la familia, ya que este podría llevarte a descuidar tus aficiones o tus metas.
  2. Falta de control. El adicto al sexo busca la gratificación inmediata sin medir las consecuencias de salud, seguridad y a veces, de vida.
  3. Compulsión. El adicto al sexo se comporta de manera compulsiva, es decir, que responde a un impulso o deseo intenso de hacer algo, no para sentirse mejor, sino para sentirse menos mal: los adictos se sienten mal cuando no pueden practicar sexo.
  4. Dependencia. Funciona igual que en las adicciones a las drogas o al alcohol.
  5. Mezcla de sensaciones. El adicto al sexo mezcla o fusiona el sexo con la felicidad, la autoestima, el miedo o la tristeza, y suele suceder que el interés sexual ocurre sólo cuando se está deprimido o ansioso.
  6. Coerción. La coerción es la presión ejercida sobre alguien para forzar su voluntad o su conducta. El adicto al sexo necesita siempre de otra persona para satisfacerse (contrario del adicto a las drogas). La adicción al sexo puede ser perjudicial para las relaciones de pareja, porque el adicto acaba “usando” a la persona para satisfacer su adicción.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *