¿Abstinencia sexual? ¡Nunca, jamás!
¿Abstinencia sexual? ¡Nunca, jamás!
Marzo 22, 2017
Masajeador de próstata Hedonic, una manera diferente de llegar al orgasmo
Masajeador de próstata Hedonic, una manera diferente de llegar al orgasmo
Marzo 23, 2017

¿Por qué es irresistible, excitante y delicioso el adulterio?

¿Por qué es irresistible, excitante y delicioso el adulterio?

¿Por qué es irresistible, excitante y delicioso el adulterio?

Hay un montón de razones que podrían conducirnos al adulterio: el aburrimiento, el estrés, los conflictos emocionales, o simplemente la emoción que resulta hacer algo atrevido, desafiante y diferente.

El sexo es vida y la vida es cambio. El ser humano es un ente dinámico y revolucionario, que está en permanente movimiento, desde que nace hasta que muere se presentan en él una serie de trasformaciones sexuales, psicológicas, biológicas y físicas, todo cambia en nosotros. Y eso incluye nuestra vida sexual.

El adulterio es una de esas formas de búsqueda de nuevas experiencias. Lo mismo ocurre con las cosas que emprende, como el trabajo o la escuela: que en cada una de ellas, permanece la búsqueda de nuevas satisfacciones y logros.

Desde las primeras exploraciones onanistas a la obsesión por perder la virginidad en la adolescencia, pasando por las aspiraciones de libertinaje universitario o las primeras relaciones, el sexo evoluciona y nos acompaña constantemente como un reflejo de nuestro pulso vital, y de ahí nuestro deseo ferviente por experimentar y vivir.

Las etapas de nuestra vida sexual son tan naturales y pueden ser tantas como los giros que da nuestra existencia, pero que para los moralistas y las normas sociales impuestas resultan trasgresoras y desafiantes.

En Europa, por ejemplo, tras cumplir años de gracia, confianza y experiencias adquiridas, las parejas se dan el lujo de cumplir ciertas fantasías con otras personas. Es cuestión de atreverse a preguntar. En el caso de los hombres, la fantasía por excelencia suelen ser los tríos. Las mujeres en su caso, suelen acostarse con hombres negros, mulatos, latinos o de medio oriente. Luego regresan a casa más ávidas de sexo.

En los países del tercer mundo, las cosas son muy distintas, pues desde el comienzo del matrimonio jamás existió la confianza y el respeto mutuo, por lo que lo único que se consigue con el adulterio es alimentar la mentira y perpetuar la farsa del matrimonio.

Comments are closed.