¿Qué interés tiene la sociedad en contener el sexo?
¿Qué interés tiene la sociedad en contener el sexo?
Febrero 9, 2017
4 señales que indican que una mujer quiere ligar contigo
4 señales que indican que una mujer quiere ligar contigo
Febrero 10, 2017

Sex shops

Sex shops

Sex shops

Las sex shops irrumpieron como una rareza, escondidas en galerías o disimuladas entre otros locales. Antes, entrar o pararse frente a ellas provocaba pudor y vergüenza. Hoy el auge que ostentan ha tirado prejuicios y marginalidades. Desde el “delivery” o entregas a domicilio para clientes tímidos hasta las charlas de tupper sex, la industria de las sex shops está valuada en 17 mil millones de dólares. Los principales fabricantes son Estados Unidos, China y Alemania.

Las sex shops se han instalado en galerías, en la privacidad de una casa disimulada entre las demás, en centros comerciales y en Internet, éste último posee la discreción necesaria para convencer a clientes pudorosos.

Una alternativa de sex shop es la estrategia del “tupper sex”, una reunión privada entre conocidos donde las compras se hacen con disimulo. Esta modalidad se implementó en despedidas de solteras y cumpleaños y durante años mucha gente conoció así los sex toys de primera mano.

La tentación es grande y las sex shops prometen calentar parejas aburridas, experimentar orgasmos, cumplir fantasías, y hasta corregir lo que la naturaleza no dio. Sólo es cuestión de animarse.

La estética de las sex shops ha cambiado, hoy todo en el local está pensando para que la gente se sienta cómoda. La tendencia de las sex shops modernas es justamente poner más luz y que se parezcan más una boutique, que esté bien iluminada, limpia y que tenga cosas agradables. Eso de que parezca una cueva oscura sin “alma” es un concepto viejo.

En la actualidad se sabe que la mayoría de los clientes son mujeres. Las hay coleccionistas, que se compran todo lo nuevo que sale; y las hay primerizas, que llegan sin tener la menor idea de por dónde empezar. Las edades también son variadas. Las más jóvenes saben lo que quieren porque antes de ir al sex shop googlean lo que quieren o porque llegan con la recomendación de una amiga.

Hoy cada vez más gente se anima a entrar a un sex shop, y esto se debe a la estrategia para llegar al público que trabaja y que buscan explorar eso del sexo que se están perdiendo. Ayuda también que las posturas, el tantra y los orgasmos se discute hasta en los noticieros, la televisión, los medios gráficos, por Internet, hace que la gente lo naturalice más hoy en día. Los blogs hablan sin tapujos de lubricantes, vibradores y penetración. El lenguaje es directo, aunque con cierta dulzura.

Las sex shops están para ayudar física y espiritualmente a las personas. Incluso algunos médicos envían a sus pacientes a la sex shop a resolver problemas relacionados con su sexualidad.

El asesoramiento en la tienda es vital. Cuando alguien compra un sex toy por primera vez tiene que aprender cómo funciona, de qué material está hecho, cómo limpiarlo y mantenerlo. No hay preguntas tontas en este rubro, así que conviene hacerlas con sinceridad y sin vergüenza.

El auge de los sex shops y la aparición del fenómeno en los medios de comunicación esta siendo naturalizando, sin embargo, todavía hay rasgos de vergüenza al entrar en un sitio de estos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *