3 razones para usar juguetes sexuales
3 razones para usar juguetes sexuales
Enero 18, 2017
3 ideas atrevidas y románticas para festejar el Día del Amor y la Amistad
3 ideas atrevidas y románticas para festejar el Día del Amor y la Amistad
Enero 18, 2017

4 afrodisiacos naturales al alcance de tu mano

Afrodisiacos naturales a la mano

Afrodisiacos naturales a la mano

Un afrodisíaco, nombre derivado de Afrodita diosa griega del amor, la fecundidad y la energía primaveral, es una sustancia que incrementa el deseo sexual, la cual ha sido perseguida desde siempre por las personas para mejorar el rendimiento sexual, ya sea para tener más hijos o simplemente para copular mucho más tiempo.

Cierto o no, frutos y hierbas se han utilizado como afrodisiacos para incrementar la potencia sexual.

  1. Aguacate. Es un fruto verde que en náhuatl significa testículo, el cual era utilizado por mayas, aztecas e incas, como estimulante sexual. Se comía machacado y mezclado con cebolla roja. Hoy se come en guacamole y por su contenido energético y grasa es un poderoso afrodisíaco natural. El aguacate contiene además vitaminas E, A, B, B12, B3, D y C, sales minerales de hierro (14u.) fósforo y magnesio, ácido fólico, niacina, biotina, agua y fibra.
  2. Manzana. Por alguna razón la manzana es símbolo del pecado, que cuando Adán y Eva lo comieron por vez primera descubrieron el deseo sexual. Los egipcios, griegos, romanos y monjes de la Edad Media creían en las propiedades afrodisiacas de las manzanas, con las cuales fabricaban sidras y licores que, según estos pueblos, además de otorgar juventud estimulaban la libido en el cerebro.
  3. Azafrán. Esta hierba era utilizada como afrodisíaco por los griegos, quienes creían que su efecto era más potente en las mujeres que en los hombres, y que una dieta rica en azafrán las desenfrenaba y les nublaba el entendimiento, haciéndolas pensar sólo en sexo. Una receta afrodisiaca que aviva el deseo y otorga fuerza y resistencia sexual consiste en mezclar azafrán, flor de naranjo, dátiles, zanahoria rallada, una yema de huevo cocida con miel, aceite de oliva, sal y vinagre de manzana.
  4. Vainilla. Es un diminutivo de vulva. El secreto de la vainilla está en adicionarla a los postres. Estos pueden ser nata batida, la cual se coloca en una copa y sobre una base de crema pastelera espolvoreada con canela. También se puede acompañar con chocolate, en una receta llamada tropezones: en un recipiente se sirve arroz con leche, canela y dos vainas de vainilla. La mezcla se deja enfriar hasta que quede consistente. Sobre esta se vierte chocolate negro caliente y espeso.

Pruébalos antes o durante una sesión de sexo, seguramente te ayudarán a reponer algo de fuerza.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *